jueves, 25 de enero de 2018

ALEJANDRO MALASPINA

Algo de su biografía.
Nació el año de 1754 en Mulazzo, Italia, y falleció en 1810, en Pontremoli, con 55 años de edad.
De nacionalidad española.
Fue explorador y militar.



El personaje.
No se puede determinar claramente la fecha o circunstancias del nacimiento de términos como el ecologismo, el naturalismo o el desarrollo sostenible, pero siempre han existido ciencias o actitudes que han promovido el nacimiento de los términos anteriores, como la filosofía, la biología, la física, la exploración, etc… que han ido componiendo las bases del ecologismo, del naturalismo o, más recientemente el desarrollo sostenible.

La expedición Malaspina es una de esas empresas científicas y de exploración, financiada por la Corona española en la época ilustrada de Carlos III que permitieron dotar a los movimientos anteriores de una base sólida para su nacimiento y actual evolución.

La expedición Malaspina fue un viaje de los Capitanes de Navío Don Alejandro Malaspina y Don José Bustamante al mando de las Corbetas Descubierta y Atrevida, entre 1789 y 1794 cuya misión fundamental fue una gran expedición político-científica de escala mundial, una de las primeras de la historia de carácter científico, cuyo objetivo era visitar y estudiar los principales territorios españoles en América, Asia y Oceanía. Los propósitos de la expedición serían los siguientes: incrementar el conocimiento sobre ciencias naturales (botánica, zoología, geología), realizar observaciones astronómicas y «construir cartas hidrográficas para las regiones más remotas de América».



Es de destacar que, en esta época, como decía Felipe Fernández-Armesto, historiador británico:
“la monarquía española de la época dedicaba al desarrollo científico un presupuesto incomparablemente superior al del resto de naciones europeas. El imperio del Nuevo Mundo era un vasto laboratorio para la experimentación y una inmensa fuente de muestras. Carlos III amaba todo lo referente a la ciencia y la técnica, de la relojería a la arqueología, de los globos aerostáticos a la silvicultura. En las últimas cuatro décadas del siglo XVIII una asombrosa cantidad de expediciones científicas recorrieron el imperio español. 
Expediciones botánicas a Nueva Granada, Nueva España, Perú y Chile reuniendo un completo muestrario de la flora americana. La más ambiciosa de aquellas expediciones fue un viaje hasta América y a través del Pacífico por un súbdito español de origen napolitano, Alejandro Malaspina”.

 A su regreso, la expedición Malaspina y Bustamante había acumulado una cantidad ingente de material: la colección de especies botánicas y minerales, así como observaciones científicas (llegaron a trazar setenta nuevas cartas náuticas) y dibujos, croquis, bocetos y pinturas, era impresionante y, sin duda, la mayor que habrían de reunir en un solo viaje navegantes españoles en toda su historia.

Hay que comentar que en dicha expedición participaron 204 hombres bajo las órdenes de los dos comandantes (Alejandro Malaspina y José Bustamante y Guerra), 18 oficiales, 2 médicos cirujanos, 2 capellanes, un cartógrafo, 3 naturalistas (Antonio Pineda, Tadeo Haenke y Luis Neé), 4 pilotos y 6 dibujantes (entre ellos José del Pozo, José Guío, Fernando Brambila o el dibujante y cronista Tomás de Suria).

La expedición produjo una ingente cantidad de información de la basta zona de la tierra visitada con más de un millón de páginas escritas, infinidad de muestras botánicas y dibujos y pinturas de esa parte visitada del mundo, que permitió a muchas generaciones estudiar de una forma global la naturaleza, la biología o la geología de nuestra compartida tierra. La humanidad en esa época ya comenzaba a sentirse global.



Mientras redactaba este post escuchaba a The Dead South - In Hell I'll Be In Good Company:



domingo, 21 de enero de 2018

JANE GOODALL

Algo de su biografía.
Nació en 1934.
De nacionalidad Británica.
Es Zoóloga, antropóloga, primatóloga y etóloga.


El personaje.
Desde el punto de vista de que todo lo que nos rodea, humano, animal o vegetal, es un todo y cuyo destino está íntimamente relacionado y nos afecta directamente, es razonable pensar en que so sólo los humanos debemos de tener derechos, sino que los derechos han de ser extensivos a todos los que componen el todo para que al final los beneficios reviertan en nosotros mismos.

Jane Goodall pertenece al comité del Proyecto de los Derechos no Humanos desde su fundación en 1.996.

Es normal que tras 55 años estudiando las relaciones sociales entre los chimpancés salvajes, Jane Goodall tenga un conocimiento de esta clase social no humana que nadie puede igualar y entiendo que esto la hace una experta para determinar si los no humanos han de tener derechos o no.




Suya es la observación:
«no solamente los seres humanos tienen personalidad, y son capaces de tener pensamiento racional y emociones como alegría y tristeza».

Esto le hizo pensar sobre las similitudes entre humanos y chimpancés desde el punto de vista de las emociones, inteligencia y relaciones familiares y sociales.

Jean Goddall es una luchadora nata por los Derechos de los No Humanos, además de los de los chimpancés, que tan bien conoce.

Se opone al uso de animales en investigación médica, zoológicos, granjas, deportes etc… aunque centra sus energías en sobre los chimpancés, que a lo largo de los últimos años han sufrido una reducción dramática de su población, al igual que los orangutanes o los gorilas como consecuencia de la caza por su carne u otros usos, la captura para particulares, o la invasión de su territorio por humanos para muy diversos usos entre ellas la agricultura.

Por todo su esfuerzo ha sido ampliamente galardonada en el mundo entero, incluyendo el premio Príncipe de Asturias en 2.003.


Todo esto es muy importante, pero lo más importante, al final, es nuestra actitud frente a la naturaleza, entendiendo que debemos considerar al resto de las especies como complementarias de la nuestra por lo que esta lucha particular de Jane Goodall por los Derechos de los No Humanos también debería hacernos pensar a nosotros si tenemos que tenerla en cuenta en nuestra actitud cotidiana.




Mientras redactaba este post, escuchaba a Omnia - Earth Warrior:



jueves, 18 de enero de 2018

FERNANDO GONZALEZ BERNALDEZ

Algo de su biografía.
Fernando González Bernáldez (Salamanca, 8 de marzo de 1933 - Madrid, 16 de junio de 1992) fue un ecólogo español y pionero de la ecología terrestre en España y ocupó la segunda cátedra de ecología de España, en 1.970, en la Universidad de Sevilla.




Autor: Fernando González Bernaldez
El personaje.
El medio ambiente y la ecología necesitan mucho apoyo y convicción por parte de todos y también necesita su parte teórica y académica. Esta parte está apoyada por muchos colaboradores, pero hay dos personajes en España que han dado base científica a estas disciplinas. Estos son Ramón Margalef i Lopez y Fernando González Bernáldez, ambos los primeros catedráticos en ecología de España. 

El primero por la universidad de Barcelona, en ecología, limnología y oceanografía, y el segundo, por la universidad de Sevilla, en ecología terrestre.
En concreto, Bernáldez aportó la base científica necesaria al movimiento ecologista con sus numerosos estudios, investigaciones y publicaciones sobre las zonas áridas y los humedales de la península ibérica, entre ellos el mapa ecológico de Doñana.



Autor: Fernando González Bernaldez

En honor a este científico, los departamentos de Ecología de las Universidades Complutense, Autónoma de Madrid y Alcalá crearon la Fundación Fernando González Bernaldez en 1.996, con el fin de difundir y desarrollar su legado y su compromiso con la investigación ecológica, la educación ambiental y la conservación de la naturaleza con el rigor científico que estas disciplinas se merecen.





Su extensa labor sobre el medio ambiente le permitió recibir diferentes premios nacionales y el reconocimiento de la comunidad ecologista en general.

Además de todo esto, era un gran dibujante del mundo de las mariposas.







Mientras trabajaba en este post, escuchaba a FAUN.





domingo, 14 de enero de 2018

RICHARD Y RHODA GOLDMAN

Algo de su biografía.
Richard N. Goldman nació en 1.920 y murió en 2.010 a la edad de 90 años.
Rhoda H. Goldman nació en 1.924 y murió en 1.996 a la edad de 72 años.
Ambos nacieron en San Francisco, California, de nacionalidad estadounidense y estaban casados. Eran filántropos de ocupación.

Los premios Goldman fueron creados por ambos con el objeto de premiar a los defensores de la naturaleza y del premio ambiente. Se conceden en 6 categorías en función de la zona geográfica: África, Asia, Europa, las naciones insulares, América del Norte, América Central y América del Sur.

Son considerados los premios Nobel del Medioambiente.

Los personajes.
En la mayoría de las ocasiones, la lucha por la conservación de la naturaleza es humilde, anónima y desconocida. Suele ser una lucha ingrata desde el punto de vista de la visibilidad, aunque enormemente reconfortante para los que la ejercen cuando se consiguen los logros.

Los premios Goldman están diseñados para dar esa visibilidad que les falta a las personas que de forma personal luchan por la conservación de la naturaleza. Fundamentalmente están dirigidos a individuos ordinarios que trabajan para proteger o mejorar el medio ambiente, y de esta forma inspirar a otros para que sigan el ejemplo de los ganadores del Premio.

Los premios Goldman fueron creados por Richard y Rhoda Goldman, ambos matrimonio y filántropos en 1.999 y su objetivo es triple:
Reconocimiento internacional,
Visibilidad mundial sobre los problemas que defienden y
Ayuda económica para seguir luchando por sus objetivos.


No obstante, si se mira en la Wikipedia en español a los premiados se observa que de los 102 premiados desde 1.999 hasta 2.016, sólo aparecen 32 lo que indica una baja visibilidad real de estas personas y de sus objetivos conservacionistas. Esto nos da idea de que aún hay mucho que recorrer en la sociedad para que los problemas medioambientales sean reconocidos y apoyados por todos los ciudadanos del mundo.

Como se ve entre los objetivos de los premios el mundo se divide en 6 zonas, más que nada a efectos de repartir y hacer visibles todas las zonas del mundo ya que el efecto de la destrucción del medioambiente, por desgracia, es global y se propaga a todas las áreas geográficas debido a que la tierra es única y no conoce las fronteras.

Todas las instituciones y gobiernos deberían de tomar nota a este respecto y fomentar más la conservación del medioambiente en el que estamos incluidos todos los seres vivos de la tierra. La protección del medioambiente es tan importante, aunque no nos demos cuenta de esto, que quizás debería tener asignaturas propias en la formación de los menores y también de los menos menores…


Estos premios son también conocidos como el Premio Nobel Verde.




El símbolo de los premios Goldman es el Ouroboros, común para muchas culturas en todo el mundo. El Ouroboros representa a una serpiente mordiéndose la cola y se podría considerar que es un símbolo del poder de renovación de la naturaleza.




Mientras redactaba este artículo escuchaba a Eivor.







jueves, 11 de enero de 2018

FELIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE

Algo de su biografía.
Félix Samuel Rodríguez de la Fuente, nació en Poza de la Sal, Burgos, España, el 14 de marzo de 1928 y falleció en Shaktoolik, Alaska, Estados Unidos, 14 de marzo de 1980, a los 52 años, en  Alaska, en el círculo polar ártico, mientras trabajaba en el proyecto para filmar la "Iditarod Trail Sled Dog Race", la carrera de trineo con perros más importante del mundo, en un accidente de avioneta.

Fue naturalista, divulgador, escritor, presentador de televisión y aventurero profesional.


El personaje.
Pocas personas han tenido más influencia en la conciencia de los españoles sobre la naturaleza que Félix Rodríguez de la Fuente.

Allá por los años 70 vimos como irrumpía en nuestras vidas con programas inimaginables en la época y que aún son recordados en el mundo entero, como “El hombre y la Tierra”, con imágenes espectaculares de la naturaleza y sus principales actores, la vida salvaje, y esos comentarios con esa voz que le caracterizaba, haciéndonos partícipes de sus aventuras y su forma de ver la naturaleza.

Todos lo recordaremos como jefe de su manada de lobos, desmitificando a este hermoso animal salvaje, compartiendo con todos los ciudadanos su espacio vital acercándonoslos hasta la mesa camilla de nuestras casas.

Creo, sin lugar a dudas que el espíritu naturalista y ecologista nació entre los españoles con su narrativa y las imágenes que captaba y nos presentaba cada semana.
Por esto creo que no es desmerecido mi primer homenaje a este extraordinario personaje, que forma parte intrínseca de la memoria colectiva de los ciudadanos, aunque muchos, por su joven edad no llegaran a conocerle en su época.

Allí en Alaska, en el Círculo Polar Ártico, donde nos dejó su persona, era muy conocido y querido y le conocían como “El Jack London Español”, murió haciendo lo que más le gustaba, rodando un capítulo más para la serie televisiva que le dio su popularidad.


Es curioso que poco antes de montar en la avioneta con la que se estrelló comentó: "Qué lugar más hermoso para morir". Triste premonición.



Por aquí alguno de sus trabajos.



miércoles, 15 de abril de 2009

AGUA DULCE


A modo de presentación:

Cada día que pasa, nos levantamos y lo primero que hacemos es... abrir el grifo y refrescarnos la cara con agua clara.

¿Nos preguntamos acaso como se produce ese milagro cotidiano cuando sale agua corriente y dulce por el grifo?. La verdad es que no.

Agua corriente y dulce... El agua es inodora, incolora e insípida... pero en realidad nos sabe a dulce. Ese es el primer milagro del día. Cada agua, dependiendo de su origen puede tener algo de sabor, o incluso ninguno, esa es la mejor, la que no sabe a nada, es decir, la que nos sabe a dulce. ¿y aún no nos preguntamos que hay detrás de ese milagro...?.

Para que esa agua que cada día nos ayuda a despejarnos debe ser tratada adecuadamente, pero lo más importante es que necesite el mínimo tratamiento posible. Esto es, que el agua sea de origen lo más pura posible. ¿Es esto posible?. Cada vez menos. ¿Porqué? Pues porque no sabemos cuidar el medio ambiente que nos rodea y por tanto cada vez es más difícil conseguir esa agua dulce original que tanto desearíamos disponer en nuestro grifo.

Para que esa agua, de la que nos alimentamos bebiéndola, sea como debe ser, o saber..., es decir, dulce, necesitamos esforzarnos. Cada uno de nosotros debe mantener una actitud responsable respecto hacia al medio ambiente que nos rodea y eso significa que debemos poner empeño en dos acciones muy importantes:
  • consumir la menor cantidad de materias primas posibles y
  • consumir la menor cantidad de energía posible,
De hecho, no basta con reciclar. Hay que reciclar menos, pero sólo porque el consumo ha de ser también mucho menor.

Con esto conseguiremos asegurar que cada día al abrir el grifo saldrá agua dulce por él y nosotros y nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos... podrán seguir disfrutando de ese milagro del agua dulce saliendo del grifo de nuestra casa.